Porque tú formaste mis entrañas.

Tú me hiciste en el vientre de mi madre.

Te alabaré, porque formidables, maravillosas son tus obras.

Estoy maravillada y mi alma lo sabe muy bien.

No fue encubierto de ti mi cuerpo, bien que en oculto fui formado y entretejido en lo más profundo de la TIERRA.

                                                                                                Salmo 139 (13-16).

      GRACIAS MADRE.

Nuestros cursos

¿Quieres ponerte en contacto con nosotros?
Contáctanos

Autor Estefanía Bleda Giraldo

¡Gracias por leernos! Si te ha parecido interesante, puedes inscribirte en nuestra Newsletter y estar al día de nuevas entradas de nuestro blog.

Síguenos en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *